Me Gusta Fumar

Lo llaman Democracia y no lo ES

Los artículos serán publicados sin editar

En caso de leer una barbaridad avisarnos y la solucionaremos con la máxima brevedad posibe.

Dignidad

No hay niños en Madrid

Yo de enano en los años 70 recordaba pasar los días fuera de casa.  Jugar en la calle con mis amigos.  Ir al parque o al patio para echar un partido.  Me choca que en Madrid la calle casi nunca se vean niños de menos de catorce o quince años solos en la calle.  Claro, es verdad que desde entonces las ciudades se han expandido mucho.  Hay coches por todas partes.  Eso es verdad también en otros lugares del mundo, donde sí tienen más autonomía los chavales.  Los padres, o otros adultos, se han de ocupar de sus hijos todo el tiempo, sin tener oportunidad de dedicarse a otros temas.  Según algunas personas con las cuales he hablado eso es en gran parte debido al miedo a que alguna desgracia les ocurra a su retoño.

Hay pocos casos en los cuales un niño desaparece pero estos pocos casos llenan los medios de comunicación durante mucho tiempo.  A base de miedo los padres no dejan a sus retoños jugar en la calle.  Están atrapados en casa viendo televisión o jugando a la Nintendo o cualquier otra actividad que le dé paz a sus padres mientras se recuperan de la jornada laboral.  Si los padres desean librarse de sus hijos durante periodos más extensos han de tomarse la molestia de llevarlos ellos mismos a sus actividades extraescolares o a casa de sus amiguitos.

Es debido al miedo que inculcan los medios de comunicación a la población por unos pocos casos muy sonados de niños que desaparecen que no se vean niños solos en la ciudad.  A los ocho años un niño ya es capaz de cruzar las calles por los semáforos sin peligro de ser atropellado.  Pero no se ven niños de ocho años por la calle menos esos chavales cuyos padres no se pueden hacer cargo de ellos debido a incompatibilidades entre la vida laboral y familiar.  Esos niños que vuelven solos desde el colegio.  A menos que a unos padres no le quede más remedio que permitir que su retoño vaya sólo por la calle, están bajo la tutela permanente de sus padres.

A mi no me gustan los niños por lo cual casi me gusta que no se vean estos seres menudos por su cuenta.  Es un sacrificio grande para los padres tener que acompañarlos mientras juegan en el parque o llevarlos a un campo donde pueden saltar a la comba o jugar a la pelota.  Eso es lo que pasa cuando dejan que lo altamente improbable cambie su estilo de vida.  Por mis estadísticas poco científicas desaparecen únicamente dos o tres niños al año.  Seguirá habiendo cierta proporción de niños desaparecidos no importe las medidas de seguridad que toman.  Dudo mucho que vigilar a los niños día y noche vaya a mejorar mucho estas estadísticas.  Los padres sacrifican su libertad sin ningún beneficio.

El ser responsable de sus hijos conlleva una gran responsabilidad, pero aún así los padres tienen derecho a momentos de descanso mientras sus hijos se encuentran fuera de casa.  Que mejor que un niño o una niña puedan salir por su cuenta para pasar un rato agradable con sus amistades.  No es necesaria tanta vigilancia por parte de los padres.  Los medios de comunicación crean un clima de miedo a partir de unas excepciones muy contadas.  La población no tiene en cuenta las estadísticas que demuestran que las desapariciones de niños  lo suficientemente maduros para cruzar calles por su cuenta son muy contadas.  Donde están estos niños?  Encerrados en casa por el miedo que transmite la televisión.

Es otro ejemplo de la cultura del pánico proveniente de los medios de masas.  Otro sacrificio que se acepta aunque sea muy poco probable que a unos padres en particular le toque la desgracia que su hijo o su hija sufra daño serio a manos de un adulto con malas intenciones.  No compensa tanta vigilancia de los niños por sus padres.  Que aprendan un poco de autonomía desde el momento que sean lo suficientemente maduros para mirar hacia ambos lados cuando crucen una calle, cuando sean lo suficientemente maduros para utilizar los semáforos.

Donde están los niños en Madrid?

Besos,

Batiscafo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Directiva de Cookies