Me Gusta Fumar

Lo llaman Democracia y no lo ES

Los artículos serán publicados sin editar

En caso de leer una barbaridad avisarnos y la solucionaremos con la máxima brevedad posibe.

El Torbellino del Amor

Acerca de los mares y de los ríos

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Durante una visita a mi casa rural favorita coincidí con una mujer que no paraba de hablar de mares y de ríos.  Ella estaba desconsolada por un antiguo novio que la había dejado por otra.  Ella era el mar y la otra era un mero río.  Se preguntaba cual era el sentido de saciar la sed en un río cuando se podía alcanzar la plenitud en un mar.  Estuvo todo el fin de semana con los mares y los ríos.  Yo estuve dándole vueltas algunos meses y al final acabé contestándola que si una persona es para mí un mar, yo puedo ser perfectamente un río para esa persona.  La dije que lo del amor no es simétrico.
Un mar es una relación de amor.  Te pierdes en la inmensidad de los sentimientos hasta tal punto que no ves donde acaban. Un mar te produce una locura transitoria.  Es maravilloso estar profundamente enamorado de otra persona.  En cambio un río es una relación de pareja en la cual no amas.  Te has juntado con la otra persona únicamente porque la tienes el suficiente afecto para estar con ella para evitar estar sólo.  El amor no tiene porque ser simétrico.  Si yo soy un mar tan grande que te pierdes en mí, tu puedes ser para mí un río apacible donde he decidido descansar un rato.  Es muy doloroso que un mar se separe de tu camino.  En cambio dejar un río únicamente duele el primer día.  Si encuentras que un río no te sacia es muy fácil dejar su ribera.  Estar descansando en la orilla de un mar es tan intenso que si este mar se aparte de ti acabas destrozado.
 
Es muy fácil saber si has llegado a las orillas de un mar.  Lo único necesario es haberte fijado en la otra persona. Si con muy poco contacto te dices "qué maja es la otra persona" eso es amor a primera vista.  Es una condición imprescindible para una relación de amor tan grande que me pierda en ella haberme fijado en la mujer teniendo muy poco contacto con ella.  Si ella se hubiera fijado en mí la relación podrá ser de amor mutuo.  La relación puede ser de un mar descansando al lado de otro mar.  En 10 segundos sabes, si te fías de tus impresiones, si tienes posibilidad de experimentar una relación de amor de las intensas con una persona desconocida.
 
El amor a primera vista es muy sutil.  Hay que estar muy alerta al sentir una primera impresión muy favorable con una persona sexualmente compatible. Si esa persona se hubiera formado una primera impresión muy favorable la mitad del camino ya está andado.  En caso de que sea posible concertar citas con esta persona hay mucha más probabilidad de encontrar una relación de pareja estable que con personas que no se hayan fijado en ti. El haberse fijado en otra persona durante el primer encuentro predispone a que se quiera compartir un tiempo con esa persona elegida.
 
Un error muy frecuente es obsesionarse con un mar.  Hay muchas personas las cuales te causarán una primera impresión favorable.  Posibles mares los hay a patadas.  Son una minoría las personas por las que se sienta amor a primera vista.  Aún así, hay tantas personas en el mundo que el universo de personas que te den una buena primera impresión es bastante abultado.  Hay muchas personas en este mundo por las cuales sentirás un flechazo.  Cualquiera de esas personas te pueden llenar plenamente durante los primeros meses de la relación de pareja.
 
Un flechazo no es más que el subconsciente avisando que la otra persona es como tú.  En un instante te dices que compartes tanto con la otra persona que sería maravilloso tenerla como pareja un tiempo. Hay que tener mucho cuidado con los flechazos.  Si tu eres una persona insegura es muy probable que sientas un flechazo por una persona insegura.  Dios los cría y ellos se juntan.  En un instante encuentras una persona que comparte tus puntos fuertes y tus puntos débiles.
 
Una mujer insegura sentirá un flechazo por un hombre inseguro.  Un hombre inseguro puede ser tan celoso que puede ser un suplicio compartir tiempo con él.  Puede ser un maltratador. Si ella no está bien del todo, se puede enamorar de un hombre que le hará sufrir lo indecible.  En un instante has encontrado una persona que además de compartir lo bueno que tienes, comparte lo malo.  Hay verdadero peligro de entrar en una relación con un maltratador si tú no estás bien.
 
El haber sentido un flechazo por otra persona no te obliga a nada.  Eres libre de abandonar a esa persona tan especial si es demasiado rara.  Te puedes permitir entregarte a ella.  Puedes conformarte con medias tintas.  Es aceptable una relación de amistad que puede contener derecho a roce aunque esto de ninguna manera es imprescindible.
 
Un error que cometen muchas mujeres es únicamente enrollarse con hombres que las hayan causado una buena impresión.  Considero un grave error que una persona desee únicamente tener mares en su vida.  Lo más sano es alternar mares y ríos.  Una relación de amor tan grande que es brutal seguida de una relación tranquila donde únicamente sientes afecto por tu pareja.  Una relación donde estás predispuesto a aguantar lo indecible porque amas a la otra persona seguida de una relación tranquila que puedes abandonar sin dolor.  Los hombres somos muy dados a alternar mares y ríos.  Eso es algo que muchas mujeres no comprenden y que las destroza al únicamente entregar su cuerpo a los mares que las llenan. 
 
Para mí, únicamente me hace falta formarme una muy buena primera impresión de una mujer, únicamente sentir un flechazo, para saber que tengo posibilidades de empezar una relación de las verdaderamente bonitas con ella.  En un instante sé que me espera un camino muy bonito a su lado.  Sé además que si ella se fijó en mí cuando me oyó por primera vez, que tengo muy buenas posibilidades de enrollarme con ella si me tomo mi tiempo y mi forma de ligar es más o menos normal.  Empezar una relación de pareja con alguien que se haya fijado en mí es mucho más fácil que con una mujer que no se haya fijado en mí.  Una buena primera impresión hace todo muy fácil.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Directiva de Cookies