Me Gusta Fumar

Lo llaman Democracia y no lo ES

Los artículos serán publicados sin editar

En caso de leer una barbaridad avisarnos y la solucionaremos con la máxima brevedad posibe.

Política

No queda más remedio que votar al PSOE

Me  temo mucho que no me quedará más remedio que votar al PSOE en las siguientes elecciones municipales y autonómicas.  Un problema grave del PSOE es que han cometido muchas faltas de forma en su legislatura.  Han participado en crear un ambiente de crispación como no recuerdo jamás haber visto en la política española.  Aún así, no existe alternativa democrática a un partido tan imperfecto como el que nos gobierna.  El Partido Popular ha dado infinidad de pruebas de que le importa un bledo la constitución.  El Partido Popular ha dado muchas muestras de que las únicas decisiones judiciales que les parecen aceptables son las que están de acuerdo con su ideología.  El Partido Popular se ha convertido en el Partido Fascista Español.

o me gusta nada el PSOE.  Me parecen una hueste de indeseables haciendo todo en sus manos para marcar el territorio, igual que perros buscando una perra en celo.  En los tres años que hemos aguantado de su gobierno no han parado de aprobar legislación, mucha de la cual tiene grandes segmentos de población en contra.  Luego no han sabido conservar el consenso en un tema sobre el cual se habla tanto como el terrorismo.  No han hecho más que intentar que el PP pierda cara.
 
Recuerdo, en el comienzo de la legislatura, durante la comisión parlamentaria sobre el 11-M, como se opusieron a todos los testigos que propuso el PP.  Ahí empezó la crispación.  Si únicamente les hubieran dado una forma de salvar cara, después de las mentiras del PP tras del 11-M, seguramente no habríamos tenido que soportar este aburridísimo y preocupante estado continuo de crispación que nos atenaza. Les han hecho muchos más desplantes al principal partido de la oposición.  El famoso talante de Peta Zeta es únicamente de palabra. Lo que son gestos para que el PP hubiera podido recuperar algo de cara después de sus mentiras después del 11-M, el PSOE no ha hecho ninguno.
 
Aún así, no hay alternativa al PSOE.  El PP ha cometido el error de convertirse en el Partido Fascista Español (PFE).  El PP ha permitido que gente cuya opinión se ajusta muy poco a las creencias de la mayoría de los españoles, como Federico Jiménez Los Santos y Pedro J.  Ramírez, dicten su política.  Jiménez Los Santos suelta una barbaridad en la COPE.  Al día la barbaridad ha tenido eco en las páginas del Mundo.  Al día siguiente los vasallos de estos medios de comunicación, Ángel Acebes y Enrique Zaplana han hecho esta barbaridad suya.  La semana siguiente, Mariano Rajoy no para de despotricar sobre la barrabasada que soltó Jiménez Los Santos.  El Partido Fascista Español permite que haya medios de comunicación que dicte su  doctrina ahora que está en la oposición.  ¿Quien sabe si seguirá permitiéndolo cuando esté en el gobierno?
 
Sin lugar a dudas la gota que colmó mi vaso fue el patético espectáculo que ofreció el Partido Fascista Español en el caso de Iñaki De Juana Chaos.  Hay que admitir que el caso De Juana Chaos es un marrón impresionante para cualquier gobierno.  Un etarra que ha participado en el asesinato de 25 personas llega al final de su condena sin haber mostrado ninguna señal de arrepentimiento.  El PFE empieza dando muestras de júbilo cuando un fiscal solicita 96 años de prisión. Vergonzoso que un partido, por su demagogia barata, acepte que se proponga tal flagrante violación del derecho de la libertad de expresión garantizada en el artículo 20 de la constitución española.
 
El PFE alzó el grito al cielo al reducir otro fiscal la petición de pena a De Juana Chaos a 13 años.  Acusaron al fiscal de ceder al chantaje de De Juana ya que este se había puesto en huelga de hambre al enterarse de la desproporcionada solicitud de condena.  Los líderes del PFE se regocijaron al ser condenado De Juana a 11 años de cárcel por la Audiencia Nacional.  11 años de condena por ejercer un derecho garantizado por la constitución española.  De Juana Chaos empezó su segunda huelga de hambre.  Ordenaron la alimentación forzosa, atándole de pies y de manos para que no se arrancase la sonda, así infringiendo sus derechos constitucionales de respetar su dignidad garantizados por el artículo 10 de la constitución española así como su derecho de renunciar a tratamiento médico garantizado por la Ley 41/2002, de autonomía del paciente. 
 
El PFE se opuso a que De Juana disfrutara de arresto domiciliario,  mientras esperaba la sentencia en firme, cuando los médicos de De Juana Chaos informaron que su vida corría peligro.  Otra vez alzaron el grito al cielo cuando la sentencia en firme salió y el Tribunal Supremo  le rebajó la pena a tres años sentando un precedente bastante preocupante.  Eso no fue nada comparado con el espectáculo lamentable que ofrecieron cuando el gobierno accedió a que De Juana Chaos cumpliera el resto de su condena en casa.  Hicieron manifestaciones en la calle en contra de la decisión del Tribunal Supremo.  Ya se ve que el PFE únicamente va a respetar las decisiones judiciales que estén de acuerdo con su política.
 
En ningún momento paró el PFE de manifestarse. O bien para presionar a los  tribunales, o bien para protestar contra las decisiones de estos tribunales o bien para sacarle todo el rédito político posible a las decisiones del gobierno.  No dudaron de hacerse pasar por los valedores de los españoles de verdad, poniéndose firmes al son del chunda chunda del himno nacional al finalizar muchas de sus manifestaciones, aún cuando no se permite utilizar el chunda chunda en una manifestación.  En ningún momento  el PFE manifestó ninguna clase de desavenencias con la profusión de símbolos franquistas en estas manifestaciones. Otra vez el PP se mostró como el verdadero Partido Fascista Español en el que se ha convertido.
 
El PFE no dudo en recriminar repetidamente al gobierno de haber cedido al chantaje de ETA.  No hubo en ningún momento chantaje de ETA en el caso De Juana.  Lo único que ocurrió es que un fanático le lanzó un órdago a la sociedad española.  “O salgo libre o salgo muerto”.  Ni lo uno ni lo otro sino un compromiso para salvar cara.  Lo ideal en este marrón sería que De Juana nunca hubiera sido condenado por manifestar públicamente su opinión.  Fallando eso la segunda mejor alternativa sería haberle dejado seguir su huelga de hambre hasta que esta hubiera resultado incompatible con la vida, así respetando sus derechos constitucionales de recibir un trato digno y su derecho de renunciar al tratamiento.  La sentencia del Tribunal Supremo, sienta el precedente que si estás acalorado y publicas un artículo mencionando nombres te pueden caer tres años de prisión.  Esto debido al artículo 11 que dice que ningún español puede ser privado de su nacionalidad y el artículo 14 que dice que todos los españoles son iguales ante la ley.
 
En las próximas elecciones me veo con la nada agradable tarea de elegir entre el PSOE, unos patanes sin tacto, o el PP que se ha convertido en el Partido Fascista Español.  Me hubiera encantado desperdiciar mi voto, pero moralmente no lo puedo hacer porque me asusta sobremanera que el PFE se haga con el poder.  Aquí tenemos un partido que se pasa por el forro de los cojones la constitución española, que no hace más que demagogia barata apelando al miedo de los ciudadanos, que se ha erigido como el abanderado de los verdaderos españoles, que deja dictar su política por el Mundo y la COPE, que no duda en ilegalmente utilizar el himno nacional en sus manifestaciones,  que ha sido demasiado cobarde para admitir que mintió tras los más graves atentados de la democracia,  que arma un escándalo cada vez que hay una sentencia que va en contra de sus deseos.  Tenemos un partido que se salta a la torera la independencia de los tribunales y que únicamente le interesa aplicar las partes de la constitución que le gustan.  Tenemos un partido que me da tanto miedo que no veo más remedio a votar al PSOE aunque soy de la opinión de que está haciendo una pésima labor en el gobierno.  Estoy muy cabreado.  Me hubiera encantado desperdiciar mi voto pero no me atrevo a hacerlo porque el Partido Fascista Español me da miedo.  No quiero vivir en una dictadura.  No quiero otra guerra civil.  Temo que esto podría pasar con el PFE en el poder.  No queda más remedio que votar al PSOE.
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Directiva de Cookies