Me Gusta Fumar

Lo llaman Democracia y no lo ES

Los artículos serán publicados sin editar

En caso de leer una barbaridad avisarnos y la solucionaremos con la máxima brevedad posibe.

Prohíbido Fumar

Carta a Trinidad Jimenez, ministra de sanidad

Ratio: 1 / 5

Inicio activadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Estoy en contra de cualquier medida que a lo europeo prohíba fumar, como se han adoptado en tantos países europeos. Opino que tanto nosotros los que fumamos como la gente que no fuma ha de tener cabida en la sociedad. Han llegado a mis oídos que Trinidad Jiménez, la ministra de sanidad de España, está empujando para que se prohíba fumar en cualquier lugar de ocio. Eso es un atropello contra los derechos de los fumadores. Es verdad que en España es difícil encontrar un bar donde esté prohibido fumar, pero pasar a que se prohíba fumar en todos es un atropello. Es un ensayo para ver quienes pueden ser los siguientes a quienes se le pisen los derechos.

 

7 de noviembre de 2009

Trinidad Jiménez
Ministra de Sanidad
Ministerio de Sanidad y Política Social
Paseo del Prado, 18-20
28014 Madrid.

Estimada ministra,

He oído que usted está liderando en el gobierno de España un proyecto legislativo donde se endurecerán mucho las medidas en contra del tabaquismo en España, de acuerdo a la tendencia de prohibiciones que ha invadido las democracias de forma global. Le recuerdo que la constitución española es más moderna que las constituciones de lo que suele ser habitual en las democracias y recoge protecciones contra la discriminación por cualquier motivo en el artículo 14. Eso ampara el derecho de fumar. Eso ampara el derecho de que tanto fumadores como no fumadores se encuentren a gusto en los lugares de ocio. El que únicamente se encuentre a gusto una persona que no fume en un lugar de ocio es un claro ejemplo de que se esta discriminando contra la población que ha escogido empezar a fumar y que por cualquier causa siga fumando.

Creo que una solución justa es que se establezca un sistema de cupos para los lugares de ocio. Aproximadamente el 30% de la población española es fumadora. Lo ideal sería que en el 30% de los lugares de ocio se permita el consumo de tabaco. Propongo que ese cupo de establecimientos de ocio se determine por municipios y que para que se aplique haya un mínimo de establecimientos de ocio. Una medida justa es hacer un sorteo para todos los municipios que tengan más de diez bares o restaurantes para determinar en cuales se puede fumar, siempre que así lo solicite el propietario. En los municipios con menos establecimientos de ocio que estos, se debe permitir libremente escoger al propietario si permite el consumo de tabaco en su local.

Un sorteo entre todos los propietarios de establecimientos de ocio de cada municipio es una a solución justa en mi opinión. Se ha de garantizar el derecho de la mayoría de población no fumadora de disfrutar de un ambiente en donde su ropa no acabará apestando a tabaco después de una jornada de diversión. A la vez se ha de garantizar el derecho de la minoría de la población que fuma de poder estar a gusto mientras charla con sus amigos fuera de su hogar. Además el estado obtendría ingresos por cada establecimiento que solicite que se fume en él.

Otra solución más simple es que los años pares se prohíba fumar en los establecimientos públicos situados en un número par de una calle y los años impares se prohíba fumar en los establecimientos situados en un número impar de una calle. Los demás establecimientos tendrían libertad de decidir si se permite fumar en ellos. Esto tiene la ventaja de que es de muy simple aplicación y las desventajas que habría más establecimientos que permitirían fumar que la proporción de fumadores en la población y que no supondría ningún ingreso para las arcas del estado.

Un sistema de cupos es la solución más justa.

Se puede considerar un establecimiento de ocio como la propiedad del dueño del establecimiento, y dentro de unos límites se debería permitir al propietario decidir lo que está permitido en su establecimiento.

Con un sistema de cupos los fumadores podremos escoger libremente si queremos entrar en un establecimiento donde no se fume ya que tenemos garantizado el derecho de consumir tabaco en algunos lugares. A la vez la mayoría de la población que no fume tiene el derecho de elegir entrar en un lugar donde se permita consumir el tabaco ya que sabe que tiene la mayoría de los establecimientos a su disposición donde no tendrá que estar expuesto al tabaco.

Además le ruego que permita el consumo de bebidas en la vía pública en el exterior de los establecimientos de ocio para facilitar que la población que fuma y que se encuentre en un lugar donde esté prohibido fumar, pueda socializar mientras satisface su adicción.

Trinidad, le advierto que consideraría una afrenta personal que se me prohibiera estar a gusto tomando un café. Prometo y prometeré en el caso de que se apruebe una legislación a la europea usar todos los medios a mi disposición que sean permitidos por la ley contra usted. Ahora en estos momentos el único medio en mis manos es mi libertad de expresión. Quizás en unos años tenga más medios. Recuerde, lo consideraría una afrenta personal.

Un saludo afectuoso



Batiscafo
http://megustafumar.org

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Directiva de Cookies