Me Gusta Fumar

Lo llaman Democracia y no lo ES

Los artículos serán publicados sin editar

En caso de leer una barbaridad avisarnos y la solucionaremos con la máxima brevedad posibe.

Composiciones Literarias

El paraíso de las cucarachas asesinas

En mi piso hay cucarachas asesinas. No son cucarachas cualquieras. Carecen de miedo. Mi ex y yo volvimos de un viaje al extranjero de dos semanas. Al regresar había una cucaracha malévola en la mitad del salón y otra en la mitad de la cocina. El inconfundible mensaje que transmitían era “esta es nuestra casa”. Unas valientes cuya misión era evitar masacres del resto de su pueblo. Cualquier medio justificaba el fin.


Yo todo ilusionado, descalzo, me dirigí hacia la nevera para inspeccionar la existencia de bebidas frías. La cucaracha asesina, en vez de esconderse, se abalanzó contra mis pies. Emitía unos rugidos oscuros y tenebrosos. Estaba armada con cuatro sables, uno en cada una de sus cuatro patas delanteras, a saber cuál era la más alfilada. Su intención era acabar con mi vida y comer mis vísceras antes de que se enfriasen. Salí huyendo de la cocina con mi polla entre mis piernas. El peligro era demasiado grande. No quería arriesgar ni mi salud ni mi vida. No me compensaba luchar en esa guerra a muerte que me había declarado una cucaracha asesina por un puto vaso de agua.

Descontrol en el tren

En un curso de escritura creativa tuvimos la tarea de escribir un relato que ocurriera en un tren.  Esta es el resultado de intentarlo.  Críticas que he recibido por parte de mis compañeros son:

  • El relato es adolescente.
  • Los dos protagonistas se parecen mucho
  • Uso palabras extrañas como mano siniestra
  • Los dos personajes se parecen mucho
  • Es inverosimil al que una mujer acepter relaciones sexuales con un hombre que use la frase pasar por la piedra referiendose a una mujer con la que pone los cuernos a su pareja
  • Se repite la introducción en el dialogo

Aún así, aquí publico mi resultado.

Un día de mierda

Esto fue un día de mierdaAyer fue un día de mierda.  Me desperté mareado tras dormir once horas.  Esos días malditos cuando permanezco en la cama más de ocho horas son un suplicio para mí.  El café de la mañana, además de no quitarme el sueño, me revolvió el estómago.  En la radio estaban hablando de la ley contra el tabaco que acababa de aprobar el Congreso de Diputados.  Malditos hijos de puta que nos roban libertades. Me da nauseas que esos fachas de mierda del PSOE se consideren de izquierdas.  Prohibir y prohibir.  Luego empezaron a hablar de fútbol.  Asqueado puse música.  Decidí tumbarme en el sofá a ver si conseguía exterminar unas horas. Tras media hora revolviéndome,  me levanté cabreado del sofá. Puto día.

Comedura de coco repugnante

Horrible no ser capaz de dejar de pensarEsa hija de puta de Leire.  Me cago en su puta agresividad cuando estaba borracha. Me cago en Alá. Me duele la cabeza de pensar.  Puto Sasakus. Hace un año que esa escoria humana se  fue a Barcelona. Me sabe la boca  a vómito.  Mierda de día.  Diez euros de cubata a tomar por culo. Qué poco escucho a mi cuerpo.  Me debí quedarme en casa. Cómo me alegro de haber perdido de vista esa basura en cuerpo de mujer. Me cago en sentir soledad rodeado de gente.  Hace un par de años que no pienso en venganza, pero como me gustaría humillar a esa inmundicia. Tengo que salir de aquí a sentir aire fresco y silencio. Ahí está ese chocho con patas que no quiso hablar conmigo.  

Las cosas que más me gustan

Las cosas de las cuales disfrutoMe gusta el primer cigarrillo de la mañana, desperezarme tras largas horas de sueño con un delicioso café, recuperarme oyendo voces que opinan de la actualidad, reírme cuando su opinión no concuerda con la mía, sentirme reivindicado cuando pronunciais palabras que apoyan mis tesis, no pensar gracias a ese flujo de palabras, enfadarme cuando defendéis la pérdida de libertades, sentirme ultrajado cuando apoyáis la pérdida de libertades.

Disfruto manteniendo mis Web, relajándome con proyectos banales, compartiendo mis ideas, poniendo mis pensamientos por escrito, viendo como unas pocas letras se expanden hasta cubrir páginas, observando como a cada revisión mis palabras se hacen más claras, dándome cuenta de  que la gente me lee, recibiendo comentarios a mis ideas, oyendo la opinión de los que me siguen, soñando ser más famoso que Belén Esteban.

Directiva de Cookies