Me Gusta Fumar

Lo llaman Democracia y no lo ES

Los artículos serán publicados sin editar

En caso de leer una barbaridad avisarnos y la solucionaremos con la máxima brevedad posibe.

Correspondencia

Correspondencia envíada

He escrito muchas cartas a lo largo de mi vida.  Algunas me han quedado muy bien.  Otras han sido aberrantes.  Aquí iré publicando las que considero que tienen algún interés.  La pena de una carta es que únicamente llega a un destinatario.  Después del esfuerzo que ha supuesto escribirla lo considero triste que sólo haya una persona que la lea.  Esta es la razón de esta categoría, evitar que haya cartas muertas.  Ya que lo he escrito, que lo puedan disfrutar más personas.

Protección de datos en el trabajo

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Agencia Española de Protección de Datos
C/ Jorge Juan 6
28001 Madrid


Estimado señor o señora,

Me pongo en contacto con usted para solicitar información acerca de la política de la Agencia de Protección acerca de su política referente a los datos personales guardados por los empleados en los ordenadores de las empresas en las que trabajan. ¿Tienen derecho de hacer copia de seguridad de los datos personales que guardan en sus ordenadores de trabajo cuando abandonen la empresa? ¿Tienen derecho a destruir todos los datos que hay en su ordenador cuando abandonen la empresa? ¿Tienen derecho a que se les entregue el disco duro del ordenador que utilizaron durante su permanencia en su puesto de trabajo?

Le hago esta pregunta ya que en la penúltima empresa en que trabajé tenía datos personales y no me ofrecieron destruirlos. Trabajaba en el departamento de programación. Teníamos un sistema de chat habilitado para comunicarnos con cualquier compañero de trabajo. Este sistema de chat se utilizaba por motivos profesionales para que los distintos departamentos de la empresa se comunicaran con más facilidad. Por política del departamento de programación todas las conversaciones que manteníamos con los demás empleados se almacenaban en nuestros ordenadores. El motivo de esta política es que cuando recabábamos información de problemas en el funcionamiento de nuestras aplicaciones, era común grabar en el sistema de incidencias las partes de la conversación por chat referente a este problema.

La mayor parte de mis comunicaciones por chat fue con compañeras de trabajo a las que tenía mucho afecto. Este sistema de chat, diseñado para agilizar las comunicaciones en la empresa, yo lo solía utilizar para divertirme con los compañeros de trabajo con los que mantenía estrechos vínculos de amistad. A lo largo de los dos años que trabajé en esta empresa mantuve muchas conversaciones muy personales, todas las cuales quedaron registradas en mi ordenador.

Cuando me despidieron, no me ofrecieron la posibilidad de destruir estas conversaciones tan personales. Yo no me atreví solicitar destruirlas. ¿Hubiera tenido derecho a destruir todos los datos del ordenador que utilizaba en esa empresa? Para cualquier informático que heredara mi ordenador, es tarea fácil acceder a todos mis datos. Podría leer todas las conversaciones privadas que mantuve con mis amigos de la empresa. Varios de estos amigos siguen trabajando ahí, dos años después.

En mi trabajo actual, mi certificado digital emitido por la Fabrica de Moneda y Timbre está instalado en mis navegadores. Si interrumpo mi relación con mi empresa actual, será tarea trivial para quien herede mi ordenador entrar en mi cuenta y hacerse con mi certificado digital. Cuando se interrumpa la relación con mi empresa actual ¿tendré derecho de destruir todos los datos que se encuentran en mi ordenador?

¿Qué derechos tienen los trabajadores sobre los datos personales que se encuentran en su ordenador de trabajo?

Un saludo afectuoso
Batiscafo
 

Movistar no para de darme la plasta

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
He recibido decenas y decenas de llamadas de Movistar pidiendo que haga portabilidad.  Nada funciona para que dejen de llamar.  Ni siquiera decir que es un móvil robado.  Siguen y siguen llamando.  Harto de que me den tanto la plasta he escrito una carta  a la Agencia de Protección de Datos

No volveré a votar a Izquierda Unida

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Izquierda Unida apoya las injustas modificaciones a la ley 28/2005 de medidas contra el tabaquismo.  Este partido supuestamente de izquierdas aboga por la totalitaria discriminación del 30% de la población española que supondría prohibir fumar en todos los lugares de ocio.  Vergüenza debería darle a un partido así llamarse de izquierdas.  Osease la voluntad de las minorías es irrelevante.  He votado a este partido en todas las elecciones desde que volví a España y ya no le volveré a votar.  Aquí está la carta.

 

Contraseñas en texto plano son inaceptables

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Por pereza o por mala fé es bastante común que en algunos foros o Webs de comercio electrónico se almacenen en las bases de datos las contraseñas de los usuarios en texto plano.  Esto ayuda a que sea muy cómodo recuperar la contraseña en caso que se olvide.  Te mandan por correo electrónico la misma contraseña que usaste para registrarte y en un segundo ya estás usando sus servicios de nuevo.  Lo malo es que cualquier administrador y las personas que el administrador decida, tiene acceso a estas contraseñas.  La mayor parte de los usuarios de Internet usa la misma contraseña para todo, desde el correo electrónico al Face Book a cualquier otra cosa.  Un empleado sin escrúpulos puede leer el correo electrónico de su cliente, mandar correos abusivos a los contactos del cliente, escribir mensajes desagradables en su Face Book o hasta cambiar la contraseña del cliente en todas sus aplicaciones de Internet para que pierda su identidad de Internet.  Esto pasó en una empresa en la que trabajaba.  Aquí reproduzco la carta que mandé a la Agencia Española de Protección de Datos.

He tenido muchos efectos secundarios con Abilify

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Me pongo en contacto con usted para informarle de los efectos secundarios que he tenido desde que consumo Abilify (Aripriprazol).

En mayo de 2010 mi psiquiatra cambió el adjunto estabilizador a mi terapia de Clopixol Depot a Abilify.  He notado muchos efectos secundarios desde que consumo este medicamento.

Efectos positivos con Abilify:

  • Mi estado de ánimo ha mejorado considerablemente.
  • Estoy estable.
  • Mi sociabilidad ha aumentado considerablemente
  • A diferencia de cuando tomaba Clopixol Depot ya no me cuesta mantener una conversación.
  • Mi concentración ha aumentado mucho.
  • Estoy bastante menos cansado
  • Duermo mejor

Por otra parte he tenido una cantidad lo suficientemente sorprendente de efectos secundarios negativos que he decidido ponerme en contacto con usted, Sra. Valls.

Efectos negativos con Abilify:

  • Ha disminuido considerablemente mi apetito.
  • En la primera semana que consumí Abilify perdí seis kilogramos de peso.
  • Ha aumentado mi salivación.
  • Mi concentración de triglicéridos en sangre aumentó de 200 a 1400
  • Mi glucosa en sangre aumentó de 150 a 429
  • Los primeros días que tomé Abilify sufrí de una incontinencia urinaria tan severa que me oriné encima en varias ocasiones al no ser capaz de aguantar cuando tenía ganas de ir al servicio.
  • He dejado de fumar.

La incontinencia urinaria se solucionó cuando empecé a tomar medicamentos contra la diabetes.  La diabetes resultó resistente a las pastillas que me recetó mi endocrina por lo que en estos momentos me estoy inyectando insulina.

El aumento de alegría de vivir y la estabilidad que siento más que compensa los efectos secundarios adversos que he sentido.  Aún así la cantidad de efectos secundarios adversos que he sentido es sorprendentemente grande.  Por eso me he puesto en contacto con usted, Sra. Valls.

Un saludo afectuoso,
Batiscafo

Directiva de Cookies