Me Gusta Fumar

Lo llaman Democracia y no lo ES

Los artículos serán publicados sin editar

En caso de leer una barbaridad avisarnos y la solucionaremos con la máxima brevedad posibe.

Introducción a Me Gusta Fumar

Cada vez más restricciones

Los gobiernos, a la hora de restringir los lugares donde se pueda fumar, siguen dos caminos distintos.  El primero es reducir poco a poco los derechos de los fumadores.  Cada legislatura va mermando paulatinamente nuestros derechos.  La otra forma es hacerlo de golpe.  De la noche a la mañana casi no se puede fumar en ningún sitio.  El destino de ambos caminos es el mismo: al final no hay lugar para nosotros los fumadores.  


Al final del proceso únicamente podremos fumar en nuestras casas y en el exterior.  No habrá ningún lugar público para nosotros.  Ni siquiera está garantizado nuestro derecho de fumar en el exterior.  Ya hay lugares donde no se puede fumar cerca de colegios.  Un niño nos podría ver fumando.  Hay idiotas integrales que opinan que hace falta proteger a los niños de cualquier cosa a la cual ellos puedan objetar.  En nombre de la inocencia de los niños se perpetran verdaderos abusos contra la libertad.  Ese mismo argumento se ha usado para prohibir fumar en los parques de algunas ciudades.  En nombre de los niños.  El acoso se va endureciendo cada vez más.  Es un atropello.  El acoso ha llegado al extremo que en una ciudad han prohibido fumar en el exterior exceptuando unas jaulas en algunos centros comerciales

Hace 20 años los fumadores eramos importantes.  Podíamos fumar en cualquier parte:  en el trabajo, en los restaurantes, en los bares, en los aviones.  En todas partes.  La marea ha cambiado.  Es lógico que haya cambiado.  No se estaba respetando los derechos de la mayor parte de la gente.  Este cambio de marea está yendo demasiado lejos.  Nos están acosando más allá de lo que es razonable.  Hay organismos con mucho poder que nos detestan.  He oído que uno de estos son las farmacéuticas.  Quieren promocionar sus medicamentos con nicotina.  Están presionando a los gobiernos para ir a por nosotros.  Es una política de exterminio.

Los gobiernos saben desde tiempo que considerar parias una minoría hace la vida más llevadera a los que no pertenezcan a ese grupo.  El que la muchedumbre se pueda sentir superior sirve para hacerlos sentirse mejor.  Les hace más dóciles.  Más fáciles de controlar.  Esto se ha practicado desde hace milenios.  El siglo pasado un grupo que lo practicó fueron los tristemente recordados Nazis.  Nosotros los fumadores ahora estamos en el punto de mira.

El camino que se está siguiendo en España es el de la muerte lenta.  Una o dos reformas cada legislatura.  Cada reforma recorta un poco nuestros derechos.  Creo que nuestros gobiernos van a seguir con esta dinámica durante bastantes legislaturas.  Les interesa tener a mano unos chivos expiatorios.  Les interesa poder beneficiarse del acoso al que nos someten durante varias legislaturas más.  No conviene matar a la gallina de los huevos de oro demasiado pronto.  Cada vez que un gobierno promulga una prohibición, se ve favorecido en las encuestas. 

Además los fumadores somos dóciles.   Refunfuñamos un poquito, pero no pasa de eso.  Muchos gobiernos han comprobado que pueden hacer lo que quieran con nosotros.  No hay sentimiento de unidad entre los fumadores.  Muchos fumadores quieren dejar el tabaco y no son capaces.  Hay muy pocos que se van a rebelar.  El bombo y platillo que se da a haberle practicado medidas disuasorias a algún rebelde sirve para domesticar el rebaño.
 
Batiscafo {moscomment}
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Directiva de Cookies