Me Gusta Fumar

Lo llaman Democracia y no lo ES

Los artículos serán publicados sin editar

En caso de leer una barbaridad avisarnos y la solucionaremos con la máxima brevedad posibe.

Correspondencia

Carta a mi siquiatra para que me quite la lamotigina

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Tengo siquiatra nuevo.  Me inspira bastante confianza.  Le entregué una carta hace unas semanas exponiendo un esbozo de mi relación con el trastorno bipolar.  Ahí le solicito que me retire la lamotrigina, conocida como Lamictal.  Mi anterior siquiatra me recetó hará varios años esa medicación ya que con el ácido valpróico que tomaba por aquel entonces había engordado desde 75kg a 102kg.  Ese sobrepeso ponía en peligro mi vida. En el lado positivo, con el ácido valpróico tuve una estabilidad inmejorable, que hasta me permitió sobrevivir pensamientos obsesivos de suicidarme sin desestabilizarme.

La lamotrigina no me ha dado buen resultado.  Desde que lo tomo he tenido un mínimo de una descompensación anual y tres ingresos.  Es tiempo de quitarme esa medicación.

Estimado Doctor, yo, Batiscafol pongo como antecedentes:

  • Heredé de mi abuela un oído defectuoso y aprendí, para reducir la sobredosis de información que me proporcionaba mis sentidos  a fiarme de mi vista miope y mi oído defectuoso.
  • Qué gran parte de mi vida he sufrido un frenillo defectuoso no diagnosticado que me ha hecho un hazmerreir muchos años por mi forma de hablar.
  • Que he sentido mucha soledad debido a mis trabas.
  • Qué en mi  infancia ha influido mucho las poderosas y muy diferentes visiones del mundo de mi padre y mi madre.  Se puede considerar que he tenido una infancia bipolar.
  • Qué gran parte de mi vida se ha desarrollado tanto en Noruga como en España lo que refuerza mi infancia bipolar
  • Qué desde 1975 ha vivido gran parte del tiempo a mitad de camino entre las afueras de Madrid y su centro por lo que mi hogar se puede considerar  bipolar.
  • Que mi  hogar está a mitad de camino entre los metros Moncloa y Argüelles lo que refuerza la idea que mi hogar fuerar bipolar.
  • Qué en 1986 me enamoré de dos mujeres que pertenecían a mi grupo de amigos en la Universidad.  Un amor bipolar.
  • Qué mi familia iba a trasladarse a Montreal en septiembre de 1987 y debido a las heridas causadas por la sobre-protección de mis padres sabía que iba a perder contacto con ellas.
  • Qué en 1987 tuve un brote sicótico tan severo que pasé a media estancia.  Esto es un eufemismo de institución psiquiátrica donde los pacientes pasan entre tres meses y seis años.
  • Al salir de alta había sido diagnosticado con Trastorno Bipolar.
  • Considero que muchos años de mi vida he estado al límite de la soledad que era capaz de soportar, al límite de la humillación que era capaz de soportar, al límite de la procrastinación que era capaz de soportar.

Litio

El primer año en Montreal, con Litio estaba tan deprimido que era incapaz de hacer nada.  Luego tuve una larga sucesión de descompensaciones con un brote que provocó una depresión y varios brotes que no afectaron mi estado de ánimo.  Tuve mucha agresividad con mi madre un brote.  El único efecto del Litio era darme diarrea.

Ácido Valproico.

Cuando llegué a dosis tóxicas de Litio me lo cambiaron por Ácido Valpróico.  Después de seguir  viéndome inestable agregué una dosis baja de neuroléptico con una estabilidad casi perfecta que aguantó dos años de ideaciones autolíticas y muchos años de estabilidad. Engordé de 75 a 102 kg.

Lamotrigina

Para adelgazar, Elías me puso Lamotrigina y pasé a tener una descompensación anual.  No requerieron hospitalización.

Enloquecer de amor

En 2007 me encontré con una Galega tan compatible que enloquecí de amor.  La enfermera siquiátrica me dijo que era normal pasarlo mal estando enamorado.  A la semana estaba ingresado en Puerta de Hierro.

Crisis de los cuarenta

Estuve dos años intentando encontrar una combinación de medicamentos que me permitiera consumir alcohol y permanecer estable.  No tuve éxito.

Clopixol dejando el alcohol

Tras un brote sicótico de seis horas donde produje un artículo tan agresivo que lo considero apología del terrorismo contra mujeres, Elías me puso Clopixol Depot cada pocas semanas.  Tuve varias descompensaciones destructivas donde me gané un par de denuncias por amenazas y echar de mi vida todo el mundo que me era importante. Empecé con CAD y Asociación Bipolar porqué quedé marcado por un artículo tan agresivo.

Clopixol sin alcohol

El 8 de enero de 2010 dejé el alcohol.  Estaba cada vez más deprimido.  Ninguno de los amigos que me quedaban tenían tiempo para mí.  Se me acabó olvidando como mantener una conversación.

Abilify y Diabetes

Mejoró radicalmente mi concentración y mi alegría de vivir.  Nunca había sido tan productivo en el trabajo. El medicamento Novonorm para la diabetes y el Abilify tenían la misma forma, el mismo color y el mismo tamaño.  Tuve varios episodios de hipomanía que sospecho que fueron causados por equivocarme de pastilla.

Elías se había jubilado.  No me dieron cita con la Doctora Mata hasta cuatro meses después, el 31 de agosto de 2010.  Las recepcionistas de Salud Mental me dieron un trato hostil donde me dijeron que si quería ver un psiquiatra tenía ir a Jimenez Diez.  Fui una vez y el sentarme en una silla atornillada al suelo fue tan desagradable que no volví.

Además las recepcionistas de Salud Mental no me informaron que tenía derecho a seguimiento por parte de las enfermeras siquiátricas.

Ingresos

Tras un fin de semana emocionalmente intenso, mucho estŕes en el trabajo y juerga con mis amigos bipolares tuve mi primer ingreso.  Me duplicaron mi dosis de Abilify que es sobre todo antidepresivo para mí.  La Doctora Mata no fue capaz de determinar la primera vez que me vio que estaba muy hipomaniaco.  Una puta búlgara me robó todo lo que llevaba de valor fuera de mi domicilio.  Me gasté 1000 euros de ahorros, acumulé grandes deudas con tarjetas de crédito y tuve un descubierto de 400  euros.  Mi empresa me informó que el cliente no me iba a renovar pero me mantuvo de baja aún habiendo agotado mi contrato.  El segundo ingreso fue provocado porque un novio celoso me intentó matar a base de puñetazos. Fui capaz de evitar un  tercer ingreso reduciendo el Abilify a la mitad aunque estuve una semana con hiperconcentración.

Presente

Con Abilify 15 1 - 0 - 0 Lamotrigina 200 1 - 0 - 1 y Quetiapina 400 0 - 0 - 1 siento cada vez menos alegría de vivir.  A raíz de una fiesta donde no fui capaz de hablar con nadie por lo introvertido que estaba he bajado a Abilify 10 1 - 0 - 0 y Quetiapina 300 0 - 0 - 1
Deseo
  • Deseo dejar la Lamotrigina lo antes posible ya que habiendo tenido tres ingresos con esta medicación opino que no es efectiva
  • Deseo un estabilizador que no aumente mi peso
  • Deseo ser capaz de estar descansado, con alegría de vivir y concentración, durmiendo siete horas al día para poder reincorporarme al trabajo. Ahora necesito dormir diez horas y mi alegría de vivir se me va esfumando a medida que progresa el día

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Directiva de Cookies