Me Gusta Fumar

Lo llaman Democracia y no lo ES

Los artículos serán publicados sin editar

En caso de leer una barbaridad avisarnos y la solucionaremos con la máxima brevedad posibe.

El Terrorismo

El terrorismo es menos importante de lo que nos hacen creer

Los medios de comunicación y los partidos políticos llevan años dando un peso desmesurado al terrorismo.  En España, no hubo ningún atentado mortal entre el 11 de marzo del 2004 y el 30 de diciembre de 2006.  La atrocidad del 11-M fue además creo que fue la única semana durante la democracia en la cual el número de fallecidos en atentados superó el número de fallecidos en accidentes de tráfico.  Aún así no se para de hablar de terrorismo y de más terrorismo.  De ETA, de rendiciones, de apología, de chantaje.  No paran de dar el coñazo con este tema. Es un tema menos importante que lo que nos quieren hacer creer.  Es dar un peso desproporcionado a lo muy improbable.
 
El terrorismo es uno de los temas más candentes de la actualidad.  En las noticias se habla todos los días de ETA y más ETA, aunque estuvieran más de tres años y medio sin matar.  El PP de Zaplana y Acebes ha centrado toda su energía en desgastar al gobierno con terrorismo y más terrorismo.  Un tema que, durante la democracia, ha sido en números absolutos, una causa de muerte bastante insignificante.  En cuarenta años de atentados de ETA, han sido asesinadas por ETA unas 800 personas.  En el 11-M murieron menos de 200.  Esto no tiene ni punto de comparación con el número de personas que ha muerto atropellada en estos cuarenta años.  No tiene ni punto de comparación con el número de personas que ha muerto en accidentes laborales.  No tiene ni punto de comparación con los 3507 personas que se suicidaron a lo largo de 2004 ni con las 1668 personas que murieron por caídas accidentales ese mismo año, según el INE.  Aquí tenemos dos causas de muerte que han costado más vidas en un solo año que el terrorismo en los últimos cuarenta años.
 
En España mis probabilidades de morir en un atentado terrorista andan por debajo de mis probabilidades de que me toque el euromillón.  Lo más seguro es que siga siendo altamente improbable, aún ahora que ETA ha roto la tregua.  Los medios de comunicación no han parado en ningún momento de dar caña y más caña con  este tema.  Es extremadamente improbable que un ciudadano escogido al azar sea asesinado en un atentado terrorista.   ¿Cuánta gente ha estado en España desde que empezaron los atentados hace cuarenta años?  ¿Cuánta gente ha muerto?  Lo dicho, parece bastante más fácil que te toque el gordo del euromillón que te asesinen en un atentado en España.  Otro asunto altamente improbable del que también se habla.  El qué a alguien le toque la lotería.
 
Se está dando una importancia desproporcionada al tema del terrorismo.  No es de ninguna manera justificada por el número de muertos y heridos que ha habido.  Va a tener razón George Orwell cuando escribió en Rebelión en la Granja eso de que "Todos los animales somos iguales, pero algunos somos más iguales que otros".  El hecho es que se considera mucho más digno de mención una persona asesinada en un atentado terrorista que una persona muerta en un accidente de tráfico.  Las victimas del terrorismo son más iguales.  Son tan iguales que no se para de oír de ellas.  Son tan iguales que si las criticas a ellas o a sus asociaciones te puede caer un año de cárcel.  El delito de apología del terrorismo de la modificación del código penal del 2000 incluye “la realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares se castigará con la pena de prisión de uno a dos años”.  Dos años de cárcel por manifestar que algún presidente de asociación de víctimas te caiga gordo.

Es la típica comidilla.  Por supuesto es totalmente imposible que te duela que tu hermano se haya matado cayéndose de un andamio.  Por supuesto es totalmente impensable que te importe que tu hermana se suicidara. Ni siquiera es digno de merecer expresar dolor quien cuyo padre haya sido asesinado en un atraco.  Vaya con el dolor de una muerte por causas ajenas al terrorismo.  Cualquier gesto de dolor es justificable si te quitan tu ser querido unos terroristas.  Cualquier deseo de venganza es justificable si tu prójimo fue asesinado por unos terroristas.  A la gente que ha perdido un ser querido po cualquier otra causa no puede haber sufrido mucho en comparación con las victimas del terrorismo.  Eso nos quieren hacer creer.  Nos quieren hacer creer que algunos son más iguales que otros.  Según los medios de comunicación, las victimas de terrorismo son de lo más igual que hay.
 
Me pregunto porque se da tanto peso en España a algo que causa tan pocas victimas como el terrorismo.  No sé que romano dijo eso de "Dales pan y dales circo".  La población mientras esté alimentada y entretenida es dócil.  Todo el peso que se da al terrorismo en los medios de comunicación distrae de lo que hace el gobierno de turno.  El terrorismo distrae de lo que hizo la oposición cuando estaba en el gobierno.  El terrorismo distrae de examinar con demasiado cuidado a quien deben su lealtad los medios de comunicación.  El terrorismo es una manera barata de rellenar contenido.  El terrorismo ha sido utilizado y seguirá siendo utilizado para distraer a la población de gran parte de los problemas de la sociedad.  El terrorismo ha asumido las funciones del entretenimiento para mantener ocupados a los ciudadanos.
 
La gente se deja influenciar por eventos altamente improbables.  Yo juego religiosamente al euromillón aunque lo más seguro es que jamás me toque más de cien euros.  La posibilidad de que me ocurra algo altamente improbable me da ilusión.  Igual a la gente le asusta algo tan altamente improbable como morir en un atentado terrorista.  Le asusta tanto que quieren que sus gobiernos hagan algo para protegerles.  Quieren que el gobierno haga lo que sea para evitar que les pueda ocurrir esa desgracia.  Muchos están dispuestos a sacrificar su libertad.  Todo por evitar algo que en realidad no se puede hacer nada por evitar.  Si un grupo con mucho apoyo ha decidido segar vidas casi al azar, hay muy poco que se pueda hacer.  Cualquier medida efectiva supondría un coste más alto que la que supone lo que se quiere evitar.  Medidas suficientemente represivas como para eliminar la lacra del terrorismo  perjudicaría a suficientes ciudadanos para no valer la pena por la cantidad de gente que perdería su libertad.  Siempre habrá alguien que se escape a la vigilancia del estado.  Siempre habrá algún fanático que podrá arrancarle la vida a algún inocente antes de ser detenido.
 
Si en una sociedad hay fanáticos que opinan que en defensa de sus ideales pueden arrebatar vidas a base de asesinatos cobardes, va a haber victimas.  Eso seguirá siendo así mientras esos grupos reciban apoyo.  A medida que sus miembros sean detenidos, les reemplaza carne de cañón fresca.  Alguna de esta carne de cañón escapa el suficiente tiempo a la vigilancia de las fuerzas de seguridad para asesinar.  No se puede hacer nada al respeto.  Mientras haya gente que decida unirse a bandas terroristas, siempre habrá victimas.  Mientras el entorno de las bandas terroristas sean apoyadas por bastante gente no parará de haber atentados.  El peso mediático que se da al terrorismo hace que este entorno se vea reconfortado por todo lo que hace su grupillo de fanáticos.
 
El peso que se las da en los medios de comunicación a estos grupos es un chollo para ellos.  Cincuenta gramos de explosivos en la cuneta de una autopista y son la comidilla de la prensa durante semanas.  No es ni siquiera necesario que asesinen.  Basta con que pongan un petardo y hayan llamado antes a la dirección general de tráfico para avisar de ello.  Hay mucha gente que se enorgullece del peso mediático que ha tenido la colocación de ese petardo.  Hay gente que se enorgullece tanto por el peso que tiene un simple petardo que hasta estarán dispuestos a arrancarle la vida a algún inocente.  Únicamente por la propaganda que le dan al tema los medios de comunicación.
 
El terrorismo es un problema fabricado.  Se habla del terrorista como lo más bajo que nadie pueda hacer en una sociedad.  Se ha ido en contra de las garantías constitucionales de igualdad ante la ley para castigar con medidas excepcionales a los terroristas.  Se ha ido en contra de la libertad de expresión inventándose delitos como la apología del terrorismo.  Menos de 1100 muertos por terrorismo en cuarenta años y cualquier medio puesto en manos de las fuerzas de seguridad vale para  el fin de acabar con esta lacra. No tienen ni punto de comparación el poder de destrucción de un terrorista con el de un ejercito.  Por ejemplo en la guerra civil de Argelia , entre el gobierno y los integristas islámicos, murieron más de 150,000 personas entre 1991y 2002   El poder letal de un terrorista es insignificante comparado con la capacidad de matar de un ejercito.
 
También es verdad que con el peso que se le da a cualquier persona relacionada con el entorno de ETA, no les es necesario hacer nada para mantenerse en el centro de atención de la opinión pública.  Es como si ETA se conformara con algunas acciones muy sonadas para seguir siendo copando la atención de la opinión pública.  Habría habido muchísimos más muertos si no hubiera avisado de la colocación de casi todas sus bombas.  El que ETA avise hace que en vez de ser un problema muy serio, sean una causa de muerte bastante marginal.  Los de ETA son de la mucha gente que vive de la industria del terror en España, como mucho político y mucho periodista.
 
El terrorismo en España es una industria.  El entorno de ETA copa la opinión pública, sin importar sus opiniones.  Innumerables veces aparecen en las portadas de los periódicos.  Esto les permite ganarse un sueldo.  Luego están los innumerables expertos en terrorismo, los innumerables políticos que no hacen nada más que despotricar acerca de terrorismo y más terrorismo.  Si dejara de haber terrorismo en España, habría mucha gente que tendría que buscarse otra forma de ganarse la vida.  El miedo a eventos altamente improbables vende.  Este miedo ha creado una industria que mantiene con sueldo a muchas personas en España.  Gracias a fabricar un grupo de gente que es más igual que cualquier otra, hay muchos que consiguen pagar la hipoteca de su piso.  El terrorismo es circo.  El terrorismo se usa para distraer la opinión pública.
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Directiva de Cookies