Me Gusta Fumar

Lo llaman Democracia y no lo ES

Los artículos serán publicados sin editar

En caso de leer una barbaridad avisarnos y la solucionaremos con la máxima brevedad posibe.

El tabaco

Me gusta fumar

Aunque últimamente estoy viendo interpretaciones distintas, las estadísticas a las cuales he estado expuesto indican que fumar puede acortar la vida considerablemente.  Aún así el que yo fume o deje de fumar es exclusivamente asunto mío.  Ni yo ni nadie está obligado a cuidarse.  Aún teniendo en cuenta que yo fumo mucho, no está garantizado que yo me vaya a morir joven.  Es posible que sí y es posible que no.  El tiempo lo dirá.  Yo acepto el riesgo para mi salud que supone fumar.

Yo, en plena posesión de mis facultades mentales, constato inequívocamente que a mí me gusta fumar.  Soy consiente que mi decisión de fumar puede acarrear consecuencias perniciosas para mi salud.  Bajo mi libre voluntad, acepto las consecuencias negativas sobre mi salud que esta actividad, de la cual extraigo tanto placer, me pueda ocasionar.  Esto de fumar es una lotería.  Igual me toca enfrentarme a las consecuencias negativas que no.  Aunque no creo en estos momentos que lo haga, me reservo la posibilidad de arrepentirme de mi hábito en caso de tener que enfrentarme a una muerte lenta y dolorosa.  Hasta me reservo la posibilidad de dejar de fumar en algún momento de mi vida, aún viendo poco probable que alguna vez lo haga.  Me gusta fumar.  

La legislación se encargará de sancionarme si fumo en algún sitio donde esté prohibido.  Si la legislación fuese lo suficientemente flexible para permitir que haya algunos pocos sitios donde se pueda fumar mientras se trabaje y si es fácil encontrar sitios públicos donde se fume, la legislación sera justa.  Siendo minoría nosotros los fumadores, es lógico que en la mayor parte de lugares públicos esté prohibido fumar.  Siendo minoría nosotros los fumadores es lógico que en la mayor parte de los lugares de trabajo esté prohibido fumar.  Para no violar nuestros derechos constitucionales es imprescindible que haya algunos pocos sitios donde se pueda seguir fumando.  Una legislación justa permitirá que nosotros los fumadores seamos aceptados como miembros plenamente integrados en esta sociedad.   Una legislación justa impedirá que nos convirtamos en parias.

 Contacta con Batiscafo {moscomment}

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Directiva de Cookies