Me Gusta Fumar

Lo llaman Democracia y no lo ES

MeGustaFumar está alojada en Raiola Networks
Hosting SSD

Los artículos serán publicados sin editar

En caso de leer una barbaridad avisarnos y la solucionaremos con la máxima brevedad posibe.

Madre no hay más que una

Lo había deseado más de un año. Madre con Alzheimer avanzado. El er<a el único cuidador. Tomaba somníferos muy poderosos. No eran problemas conciliando el sueño. Quería postergar el comienzo de sus días lo más posible. 

Durante los días encerraba a su madre desnuda en el sótano insonorizado.  El único contacto que tenía era las tres comidas.  Abría la puerta, metía la bandeja con lentejas a la riojana fríos y un vaso de plástico con agua. Volvía a cerrar la puerta. Tras la cena limpiaba a su madre con una manguera. La vestía. La subía al dormitorio. Abría la puerta trasera un resquicio. Cerraba la puerta de su habitación con llave. Se iba  a dormir.  

Una mañana de febrero no encontró a su madre. Le corroyó la felicidad. Avisó a la policía. Era su día de suerte. La encontraron tres días después, congelada. No levantó sospechas. Había logrado salir de su suplicio sin consecuencias penales. Él conservó la pensión de su madre. Con el dinero de la herencia se fue a vivir a Porto Alegre. Tan poca alegría que unos años después se suicidó

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Directiva de Cookies