Me Gusta Fumar

Lo llaman Democracia y no lo ES

Los artículos serán publicados sin editar

En caso de leer una barbaridad avisarnos y la solucionaremos con la máxima brevedad posibe.

Introducción a Me Gusta Fumar

Salir a la calle a fumar es humillante

Los motivos por los cuales los trabajadores se ven obligados a salir a la calle pueden ser varios:  Es posible que no haya ningún bar donde cerca.  Es posible que el trabajador haya decidido hacer la pausa lo más breve posible.  Es posible que no le apetezca tomar nada. 

Yo considero una medida discriminatoria salir del edificio donde se trabaja para fumar.  La ley discrimina por su inflexibilidad.  Si permitiera a algunos pocos empresarios dejar que sus empleados fumasen en sus puestos de trabajo, ya no discriminaría.  Si permitiera que las empresas pudieran habilitar salas para fumadores, ya no sería tan humillante.  Condena a los fumadores a salir a la puta calle como apestados.

Si a algunos se les permite fumar en sus puestos de trabajo, trabajar donde esté prohibido sería simple mala suerte para un fumador.  No siempre tendrás el trabajo de tus sueños.  Si algunos fumadores, aunque sean muy pocos, pudieran fumar ya no sería discriminación.  Una ley flexible acoge a toda la población.  Esta ley deja fuera, discrimina.

En los casi cinco meses que llevamos de vigencia de la ley, yo no he salido ni una vez a la calle para fumar.  Yo aguanto toda la jornada laboral en mi puesto de trabajo.  Encuentro tan humillante fumar en la calle que me niego.  Habiendo vivido en el extranjero, ya he salido tanto a la puta calle para fumar que tengo que estar muy desesperado para volverlo a hacer.  Lo encuentro cada vez más humillante.  Yo no tengo por que someterme a situaciones que considere humillantes.  Aunque sea adicto a la nicotina, me merezco poder llevar una vida normal.  El estar condenado a fumar en la puta calle, como una bestia, bajo ningún concepto es llevar una vida normal.

Para conservar mi dignidad y para no sentir ansiedad en el trabajo estoy utilizando snus.  El snus es un producto con tabaco muy popular en los países escandinavos.  Está muy finamente picado, mezclado con agua y sal.  El que yo utilizo viene en bolsitas como las de té.  Pongo una bolsita debajo del labio superior y me quita la ansiedad durante más de una hora.  Sólo tiene un efecto desagradable.  Me da mucha sed.  Al llegar a casa he llegado a beberme dos litros de agua de una sentada.

Hay un problema.  El snus es ilegal en España.  Cuando se me acabe el que me traje del extranjero no sé que voy a hacer.  No hace daño a nadie.  Las estadísticas indican que es mucho menos dañino que los cigarrillos.  Por una estúpida medida de la Unión Europea, está prohibida su venta en todos sus países menos en Suecia.

Así estamos los fumadores.  Condenados a salir a la puta calle.  Sin ninguna alternativa buena contra el mono.  El gobierno quiere obligarnos a dejar a fumar a base de humillaciones.  Es el momento de decidir que hacer.  ¿Vamos a dejar que unos sucialistas gilipollas atenten contra nuestra dignidad?
 
Batiscafo {moscomment} 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Directiva de Cookies